Presentación

Al principio fue un acto de voluntad y de agradecimiento a la vida. Tanto María José Aybar como Soledad Bolea habíamos sobrevivido a la enfermedad del cáncer. Las dos nos vimos por primera vez en enero de 1994 y a partir de esta fecha fuimos elaborando algo nuevo de las experiencias pasadas. Diagnóstico, operación, tratamiento, convalecencia… Los recuerdos se fueron amasando con las emociones, los cuidados médicos con los cuidados del alma.

Generosidad y solidaridad. La decisión de crear una asociación que sirviera para afrontar los dos tipos de cáncer, el genital y el de mama, surgiría unos meses más tarde, tras nuestro reconocimiento como mujeres supervivientes y la mirada hacia las demás mujeres. Se necesitaba crear un espacio libre para estar informadas, para apoyar; pero también para expresar los temores ante la enfermedad, sus esperanzas y sus afirmaciones. La Casa de la Mujer del Ayuntamiento de Zaragoza ofreció, en su momento, ese espacio.

La idea fue fértil. Otras mujeres se sintieron solidarias con la Asociación naciente que hizo posible que AMAC GEMA viera la luz en noviembre de 1994.

 

Mª José Aybar y Soledad Bolea

usuario
contraseña


LunMarMieJueVieSabDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930